Trabajo a inicios del s.xx

“El trabajador chilote es preferido ante todo en trabajos a contrata, no tanto en trabajos por día; debiendo sustentarse así mismo en el primero de los casos, es muy económico y se conforma con un poco de harina tostada. Corriendo, en el segundo de los casos, con su manutención su patrón, es exigente y ‘no se llena nunca’, como dicen.

Después de una temporada de unos cuantos meses vuelve a su tierra con los ahorros hechos, que le permiten hacer frente a las necesidades de los meses de invierno, o que lo ponen en situación de poder cumplir con sus compromisos para con los prestamistas.

Otra emigración en la que priva de brazos para siempre al archipiélago de Chiloé. Son los trabajadores o hijos de familia los que abandonan su terruño, jóvenes son familia generalmente. El trabajador que definitivamente abandona el archipiélago, encuentra ocupación de preferencia en las salitreras, en Valparaíso y Magallanes.

Los hijos de familia de Chiloé generalmente no encuentran en su tierra ocupación lucrativa, ya que las heredades de aquella región, tan subdivididas están, que es casi imposible seguir dividiéndolas. Las profesiones a que se dedican con especial ahínco, son el profesorado, el sacerdocio y la marina.”

Comentarios