San Antonio de Chacao

“Desde el comienzo del establecimiento de los españoles en la isla y hasta el año 1767, Chacao constituía el puerto artillado de mayor importancia. Era sede. Era sede del gobierno y en él se desarrollaba todo el comercio exterior.
El fuerte que defendía el puerto se había construido en el interior de la ensenada que formaban las puntas Remolinos y Tres Cruces y, al igual que el de Teque, tenía forma triangular con 85 varas por lado. En él se habían instalado 28 cañones, los que fueron aumentados durante el gobierno de desde Guayaneco, lugar donde habían naufragado la fragata Wager de la escuadra del almirante Anson.

Con motivo del traslado de la sede del gobierno a San Carlos perdió este puerto su importancia y el fuerte se redujo a 16 cañones.

Se criticaba la ubicación del fuerte, pues estaba dominado por otras colinas más altas desde donde fácilmente se podía exterminar a sus defensores y efectuar desembarcos en lugares fuera del alcance de los cañones. Estos motivos hicieron que no se pensara en su refacción ni en su mantención por lo costosa. Beranger propuso durante su gobierno, para defender esta parte de la isla, la instalación de baterías en una de las puntas que formaban la bahía de Chacao, ‘desde donde se podía defender el paso del canal con cañones cuyos fuegos alcanzaran hasta la costa continental del partido de Carelmmapu’. Este proyecto no se realizó y en la época que el ingeniero Zorrilla visitó el archipiélago se encontró solamente con ruinas e instaló sobre ellas una batería de ocho piezas”.

Comentarios