Puente Quilo

“En el caso específico del sitio Puente Quilo, se trata de un campamento y taller ocupado por un grupo con una estrategia de subsistencia marítima, con presencia escasa, aunque mayoritaria, de mamíferos marinos. En esta época se aprecia en el sitio un sector dedicado principalmente a la producción de instrumental lítico y, más específicamente, a la producción de puntas bifaciales foliáceas, lanceoladas, de doble punta y subtriangulares. Esta situación marcará al sitio de aquí hacia el futuro, encontrándose, en el mismo sector, hasta los niveles superiores, una alta concentración de material lítico en los distintos estadios de producción, desde preformas uni y bifaciales hasta instrumentos en su estadio final de producción.

No sabemos si la ausencia de conchal en los niveles inferiores responde a un problema de preservación o baja ingerencia en la dieta, o por un asunto de funcionalidad del sitio (taller con consumo ocasional de mamíferos marinos), pero destaca la presencia casi aislada de fragmentos en todo el sitio desde los 70 cm hacia abajo, lo que se pudo determinar mediante la excavación y los barrenados. Esta situación cambia hacia el 5.500 a.p., coincidiendo con un cambio en el paisaje y alejamiento de los cursos de agua del borde del sitio, cuando sus ocupantes, poblaciones con aprovechamiento de los recursos terrestres y marítimos que practicaban el buceo (osteoma auditivo), se instalan sobre un paleosuelo barroso en formación, probablemente cubriéndolo de guijarros, y donde se detecta una ocupación diferenciada del espacio del sitio en tres sectores (basural conchífero, entierros humanos y taller). Los niveles superiores parecen mantener el orden espacial en la funcionalidad del sitio, al menos en los sectores basural y taller, aunque no se han detectado entierros en estas capas, las que se encuentran muy alteradas por ocupaciones subactuales y actuales como para guiarse por la distribución de los ítemes en estos depósitos tan perturbados”.

Comentarios