Madereros, hacheros

“La madera chilota ha sido un tópico especialmente atractivo de indagación, porque supuso un primer nexo de la región con la economía nacional durante el siglo XIX luego que se consolidara y expandiera el mercado en el norte y centro del país. Pero más allá de ese nexo comercial todavía no se ha avanzado suficientemente en examinar la participación de los actores locales en el negocio maderero, objetivo primordial de este trabajo al plantear que, ellos fueron quienes concentraron las tareas de explotación de los bosques y lograron satisfacer parte de la demanda extra-regional existente entre 1850 y 1875. En esa época, los comerciantes situados en Ancud actuaron como intermediarios frente a los agentes extra-regionales, pero no dominaron la explotación maderera, ya que fue asumida preferentemente por los dueños de embarcaciones que se distribuyeron en el interior del archipiélago de Chiloé. Esos madereros interiores organizaron in situ las expediciones de hacheros y el conjunto del tráfico entre las cordilleras del este, Guaitecas y la Isla Grande, así como del enganche de la población campesina, reclutada de las villas y villorrios mediante un sistema de deuda forzada consistente en el adelantamiento de alimentos (trigo, sal, agua ardiente) a cambio del compromiso a emplearse estacionalmente en las faenas madereras (octubre-marzo)”.

Comentarios