Los pilcanes

“En el periodo comprendido entre 1940 y 1950, se desarrollaba durante el calendario de las grandes mareas, especialmente en el mes de Julio de cada año; la temporada de los Pilcanes en la playa de Conchas Blancas en la isla de Quinchao, en la playa larga de la isla Chelín y en la playa El Faro de Aguantao de Rilán. Este importante evento reunía a gran cantidad de vecinos y de otras localidades, que concurrían a proveerse de alimento necesario destinado a su consumo familiar, como para la comercialización  destinado a su consumo particular, como para la comercialización en el mercado de Castro. 

El pilcán, correspondía a la temporada de extracción de mariscos como navajuelas, tacas, huepos, jaibas y otros, que se encuentran a 30 centímetros de la superficie o debajo de grandes piedras, empleando paldes (lámina de acero terminada en punta, con mango de madera) gualatos y palas con las cuales removían la arena, dejando al descubierto grandes cantidades de moluscos que se recogían en canastos, trasladados a la cocina para luego ser vaciados en grandes tambores de 200 litros de capacidad, luego hervidos para su cocimiento.

Terminada la etapa anterior, una parte de la familia procedía al desconchado de los mariscos, mientras los demás se encargaban de ensartar estos productos en láminas vegetales, formando paquetes de 20 tiras de 45 centímetros de largo que luego eran colgadas para ser ahumadas, con leña verde por alrededor de 48 horas. Posteriormente eran retiradas y reemplazadas por otras tiras hasta terminar la faena del pilcán”. 

Comentarios