Los fiscales de Chiloé

“El concepto de fiscal existía n la colonia, pero siempre con un sacerdote al lado. Aquí se trataba de dejarlos funcionando solos durante un año, casi al libre albedrío, porque lo que aprendían eran solo fórmulas. Los contenidos más profundos requerían de un largo proceso de adoctrinamiento más bien conceptual, respecto a occidente-cristiano, de donde la religión católica es resultado a partir de una historia política, económica, cultural y también religiosa. 

Los amomaricamañes, son pastores que en su concepción están reemplazando la idea india del chamán. Es decir, un individuo que sana, vinculado a lo mágico y es puente con las fuerzas de la naturaleza.

Ellos fueron elegidos de entre ese pueblo indio: hijos o nietos de caciques, machi o pougtenes. Ellos enseñarán la nueva religión, asumida por más exigencias o compromisos de la conquista que por fe.

(…) Por cierto que el fiscal creció en la fe y en el conocimiento doctrinal del catolicismo. Ha sido, sin duda, el puente propicio en esta acción de casi cinco siglos. No siempre se ha reconocido de esa manera y más de algún obispo ha menoscabado su figura, por el hecho de no ser un religioso de seminario”

Comentarios