La pericona de Chiloé

“La pericona, una antigua danza aristocrática europea, vino a Chile en 1817 con las bandas militares  del ejército de San Martín que tocaron en las plazas públicas, en verdaderos conciertos al aire libre, donde los elementos patrióticos, unidos al canto y la danza popular se arraigaron. El pericón para Carlos Vega, viajando con los libertadores se adaptó a Chile con facilidad con la doble dominación de Pericón o Pericona.

Y en Chiloé ya se conoce en 1824 como danza popular, su diseminación por el territorio isleño fue muy fuerte hasta los años 30′, manteniéndose hasta los 60′ del siglo XIX en su práctica, con su nombre femenino de pericona, ya que jamás se le conoció como pericón en el archipiélago.

Esta danza fue para los chilotes una de sus danzas más preferidas. Un baile de a cuatro y representaba la relación comunitaria como ninguna otra expresión festiva: cuatro bailarines unidos, simbolizando alegría, amistad, apoyo en el gesto y movimiento”.

Comentarios