La muerte en Chiloé

“Fuertemente entrelazada con la vida, la presencia de la muerte en las islas de Chiloé se convirtió en un tema recurrente para sus habitantes. En particular, porque hasta avanzado el siglo XIX las condiciones sanitarias de los centros poblados del Archipiélago no eran las mejores. Con este contexto, es fácil percatarse que las enfermedades podían recrudecer y aumentar la mortalidad de una población que basaba sus medicamentos en la utilización de yerbas medicinales, sin mayor efecto curativo para paliar la lama alimentación existente.

Al respecto, las opiniones de las autoridades oficiales reflejaron los males omnipresentes de una sociedad que convivía con una “muerte cercana”. En este sentido, los factores que ayudaban a enfermar y diezmar a los habitantes de Chiloé eran, a juicio del Intendente Rondizzoni en 1854, algunos como:

[Los malos alimentos, la mala disposición de los habitantes, los trabajos penosos a que se dedican, lo mucho que se mojan, la escasez de ropa para abrigarse, la falta de medios para curarse y más que todo la falta de higiene en todo género son, a mi juicio , las causas que motivan las enfermedades en la provincia]”. 

Comentarios