Islas Guaitecas

Las islas Guaitecas, en general, son de mediana altura, muy boscosas, de perfiles suaves y redondeados y del todo semejantes a la parte austral del archipiélago de Chiloé, y, por lo tanto, con terrenos aptos para permitir una agricultura apropiada a su clima lluvioso, aunque de temperatura templada y sin transiciones fuertes ni bruscas en todas las estaciones del año.

En algunas de las islas se encuentran viejos manzanos que atestiguan haber existido familias radicadas en esos puntos, y, en consecuencia, que la tierra en que yacen no es pobre, confirmándolo también el hecho de que la papa crece allí espontáneamente, como asimismo las que suelen abandonar los labradores de maderas y los pescadores.

En las Guaitecas queda aún una familia paya, última reliquia de sus antiguos pobladores; vive de la pesca, de la corta de maderas de construcción, y poco de la agricultura. Es semi-civilizada y se encuentra en frecuente trato con los labradores chilotes que explotan las islas“.

Comentarios