Impresiones del siglo XIX

En el discurso de instalación de la Escuela Náutica de Chiloé se citaron del folleto titulado “Apuntes sobre Chile”, los trozos que hablan del archipiélago, y son los que siguen.

“Por mucho tiempo se ha mirado por una gran parte de nuestros hombres de Estado, como una pesada carga nacional, los auxilios mezquinos que se han suministrado al archipiélago de Chiloé, desde que se reconquistó de los españoles. Yo, por el contrario me he acostumbrado a ver en aquella provincia, los elementos de nuestra prosperidad marítima.

En efecto, una numerosa población robusta, sobria, dócil, poseyendo buenos puertos cómodos y seguros, abundancia de maderas, y destinada la mayor parte al ejercicio de la pesca, tiene los elementos más favorables para formar allí el astillero principal de construcción de la República y un plantel inagotable de buenos marineros.

Chile por su situación geográfica, por la naturaleza de sus productos agrícolas y mineralógicos, está llamado a poseer una marina numerosa, no sólo para el canje de sus productos por medio del cabotaje de puerto a puerto, sino también para el transporte de los mismos productos a los puertos más distantes del globo, como lo hacen los Estados Unidos.”

Comentarios