Iglesias y territorio

“El rol de la iglesia, como ente ordenador del espacio chilote, no tiene el mismo efecto territorial, puesto que su trascendencia está condicionada a la categoría de entidad poblada en que se emplaza su espacio religioso. Esto se traduce en una relación inversa, es decir, a mayor categoría de una entidad poblada chilota, menor será el papel que juega el templo como punto de partida de la armonía territorial instaurada por los jesuitas.

El espacio religioso chilote ha materializado de algún modo la condición de cobijo o abrigo que se precisa en latitudes de clima tan severo. Aun así, ajenos a los rigores de la naturaleza, los habitantes construyen ese virtual lugar de encuentro, fieles a la tradición y a su muy singular manera de concebir la vida comunitaria. La plurivalencia de estos lugares de encuentro religioso tiene un poderoso contenido mentifacto. Vale decir, son mucho más que una visión geométrica o física del espacio, en el cual confluyen simultáneamente el valor histórico, el social, el económico y el cultural”.

Comentarios