Fiesta de San Juan

La creencia de la noche de San Juan se arrastra desde tiempos inmemoriales. En Chiloé esta festividad onomástico-religiosa es esperada con ansiedad y toda clase de preparativos para su celebración, en especial en los campos.

Unos ‘esperan’ San Juan para celebrarlo mediante fiestas, otros para ver su suerte y los demás para buscar entierros, que el santo devela en cada ocasión a sus devotos.

Pese a que San Juan está entre los santos ‘llorones’, como San Manuel y San Pedro, que se celebran en junio, en el mes de la lluvia, tiene sus momentos de alegría que se transforman en hermosos días de primavera y que se conocen con el nombre de ‘veranito de San Juan’, que dura una semana, antes o después del día del onomástico del santo, que los campesinos aprovechan para sembrar primerizos de papas, habas y arvejas.

Para esperar San Juan se prepara el ‘estofado de San Juan’. Este plato consiste en un guiso donde entra carne de cordero, de gallina, chancho, longanizas, cebollas, ajos y aliños“.

Comentarios