El Medán

Medan es un vocablo compuesto de dos partes: el pronombre ‘me’ y el verbo ‘dan’, es decir: me dan cosas o especies alimenticias, unificándose posteriormente como Medán, el cual es una usanza que aún se practica en los campos e islas de Chiloé. La persona que quiere hace un medán lo prepara con unos meses de anticipación, engorda chanchos, gallinas, hace milcao, compra chica de manzana, con el fin de realizar el fiesta. Entonces decide qué tipo de medán va a hacer, si de ovejas, trigo o papas. Cualquiera que sea, debe invitar con anticipación a los matrimonios, porque los concurrentes deben ser parejas, es decir una mujer con un hombre, los cuales deben llevar una prenda: en caso que sea de ovejas, llevarán una borrega o un cordero costeados por ambos.

Al día de la fiesta los invitados llegan con sus productos. Pongamos como ejemplo un medán de ovejas. Cada pareja llegará con un animal o de lo contrario lo enviará al día siguiente. Una vez que están todos reunidos se sirve la comida en una mesa grande, donde se sientan todos. La mesa se llena de pan rebanado, papas, milcaos y platos de cazuela de carne de vacuno o cordero, más la chicha correspondiente. Aparte de esta comida a cada comensal se le dará un pan y una tumba de carne aparte, como si se tratara de una minga, comida que guardan para llevar a su casa, igual que la chicha que no alcanzan a consumir. Se hace todo este gasto, porque la oveja debe pagarse con comida. Después de la comilona viene el baile, que dura hasta el día siguiente; se toca ‘cordión’ (acordeón); se cantan cuecas, valses, rancheras, corridos, sajurianas y otros bailes que aquí adquieren una modalidad diferente en cuanto a su ritmo e interpretación.

Ahora si el medan es de papas y si concurren treinta parejas, deberán llevar treinta chiguas de papas; o si es de trigo, igual cantidad (cada chigua contiene seis almudes y cada almud diez kilos).

Los medanes lo hacen especialmente los recién casados y las personas de escasos recursos que quieren organizar un hogar y empezar a trabajar en la agricultura, en ganadería“.

Comentarios