El mate

“La yerba mate se introduce procesada a Chiloé desde Argentina, Brasil y Paraguay. Las prolongadas migraciones chilotas hacia las patagonias reforzaron esta tradición. Su consumo es alto en el medio campesino y constituye un refuerzo social, como lo es también la chicha de manzana. Generalmente el hombre de campo inicia su día con un matecito. Los mates se sirven generalmente dulces en este archipiélago y acompañados de cedrón, menta, arrayán, éter, ajenjo, romero o cualquier “pastito” saborizante. Las papas yange o añejas, una tortilla, o capas de chopom embadurnadas con miel o yides, son los complementos preferidos para el mate.

En emergencias, sirve como compresa directa sobre una quemadura o sobre la cara para el dolor de muelas. En caso de parálisis facial: friccionarse la cara con un mate recién preparado y bien caliente. Mate y limpiaplata para adelgazar”

Comentarios