Imagen de Chiloé, 1609

“Las islas de Chiloé, que es como un archipiélago, estarán de Santiago de Chile ciento y ochenta leguas. Vase por la Mar del Sur una vez al año, porque no hay en él más que dos o tres meses en que se pueda entrar y salir. Son las islas más de sesenta, distan las unas de las otras de una a cuatro o cinco leguas, y todas en distancia de treinta y cinco o cuarenta hacia el estrecho. Hay allí cerca noticia de otro archipiélago a otra tanta distancia de otra tanta gente en menos islas, con quien los primeros contratan y dicen que es una gente de poquísima capacidad. Estas y algunas otras personas que han pasado adelante dan noticia de muchas naciones que están la tierra adentro, hacia el estrecho, y dicen que es gente blanca y anda vestida, usan de lienzo. Llevaron los padres de orden de hacer diligencia y tomar más particular noticia de esto”.

Carta Anua del P. Diego de Torres, desde Córdoba del Tucumán, 1609. Extraído de: Urbina, Ximena, Fuentes para la historia de la Patagonia Occidental en el periodo colonial. Primera parte: Siglos XVI y XVII. Ediciones Universitarias Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, 2014. p. 87.

Comentarios