Chonchi post anexión

Al asumir Chiloé un nuevo rol portuario y económico tras la independencia, Chonchi empieza a surgir y –recién- a poblarse. Ya en 1833, el censo reconoce a Chonchi como el pueblo más importante al sur de las islas. En 1836 esto se confirma al designársele como parroquia, reforzando, por lo tanto, su antiguo rol religioso y misional en una extensa zona. El buen fondeadero de su bahía lo transformaban en un punto de recalada obligada del importante tráfico naviero que se efectuaba por el mar interior. La actividad maderera, junto a la agrícola y comercial, se concentra en Chonchi y poco a poco los vecinos dispersos cambian su residencia al poblado. La construcción de embarcaciones se hace también constante y en 1897 se dice del puerto que ‘fluyen a él numerosas balandras y goletas, que hacen el tráfico de las islas Guaitecas, Archipiélago de Chonos y otros puntos de Chiloé (…). Los vaporcitos del tráfico en lso canales de Chiloé, hacen escala en él varias veces al mes, dando al pueblo y al comercio cierta vida, llamada a más amplio desarrollo para el futuro’.

La población de Chonchi había aumentado considerablemente en las postrimerías del siglo XIX, y de ‘100 habitantes’ señalados en 1876, pasaba a ‘60 habitaciones’ en 1897 (lo que hace presumir aprox. 300 o 360 personas). El auge del ciprés pareció ser la atracción fundamental que determinó el aumento poblacional, pues Chonchi ‘al presente tiene aspecto de villa y su comercio se desarrolla paulatinamente. Es el centro de las transacciones en maderas de la región austral y el depósito de los productos agrícolas de las comarcas circunvecinas’”.

Comentarios