Chiloé y su idioma

Cuando un continental llega al Archipiélago se encuentra con una serie de elementos visuales y auditivos, que podrá percibir si intenta conocer al hombre y mujer de Chiloé, más allá de las postales y miradas rápidas.

Debe detenerse a mirar más acá, hacia adentro del mundo valórico el insular que nos va quedando. A escuchar y dialogar en los puertos, en las ferias campesinas, en los encuentros de buses rurales y en las comunidades diseminadas por el archipiélago.

Escuchar el lenguaje oral, con tonalidades y ritmos distintos al resto del país, con los resabios jóvenes de los ancestros españoles que llegaron hace tantos siglos. Ahí están las voces españolas tintineando desde la historia, que se fusionaron con las voces indígenas que, como decía el presbítero Cavada a principios del siglo nuestro, sabiamente se incorporaron a la lengua castellana, principalmente los vocablos veliches y chonos“.

Comentarios