Cartografía chiloense

“Cartografía de origen estratégico.

Fuera de la inclusión de nuestras islas en los mencionados planos generales del continente, desde el mismo siglo XVI, a escasos años de la fundación de Castro y de la ocupación española del archipiélago, el más antiguo testimonio de una pieza de este género es un simple croquis, proveniente de la expedición holandesa de Baltasar de Cordes, que hace su devastadora aparición en 1600, con la destrucción de Castro y Carelmapu. Ya en 1643 su coterráneo, el almirante Hendrick Brouwer, que al mando de una escuadra se dirigía a la ocupación de Valdivia, deja su correspondiente huella cartográfica, esta vez, de mejor calidad técnica. Desconocemos los relevamientos que la incursión  de Clipterton hiciera en 1719, durante los días que permaneció en Lacuy, reconociendo la boca del canal de Chacao.

Entre septiembre de 1675 y febrero de 1676 se desarrolla la expedición enviada al Estrecho, por el virrey, conde de Castelar, al mando de Antonio de Vea y Pascual de Iriarte, respectivamente, Gobernador General, y Capitán de Mar y Guerra, que dejan una gran carta de todo su recorrido, con inclusión de Chiloé.

La publicación  en 1745 del Diario de la expedición de Lord Anson, destinada a la ocupación de Valdivia, con la noticia del naufragio de uno de sus barcos, la fragata Wager, en uno de los puertos del archipiélago, ilustrada además con su respectivo plano, generaría una larga serie de exploraciones, a la vez que levantamientos de los puertos denominados Inche, Inchemó o Guayaneco”.

Comentarios