Camino Cucao-Huillinco

La apertura en 1981 del camino público que une Cucao con Huillinco permitió agilizar la comunicación y el transporte terrestre entre ambos poblados.

Anteriormente el transporte de personas y de productos para el comercio debía efectuarse por el lago Huillinco-Cucao, esto debido en gran parte a la precariedad del camino antiguo, que era solamente un sendero y que, a causa de las condiciones climáticas, estaba frecuentemente intransitable.

La presencia de la nueva vía es de gran importancia para la zona, ya que permite un flujo frecuente de vehículos motorizados (automóviles y también micros) desde el lado oriental de Chiloé hasta la costa poniente, lo que potencia la apertura de Cucao hacia el resto de la isla, de la región y del país en general.

Todo esto tiene indudables consecuencias para el comercio, así como para el libre tránsito de personas desde y hacia Cucao. El lector podrá descubrir en muchos capítulos de este libro que la falta de buenas vías de comunicación era el problema fundamental de la comunidad en las décadas del ’60 y ’70. Si pensamos por ejemplo que en los años de mi trabajo en terreno las madres no vacunaban oportunamente a sus hijos por las dificultades que tenían para llevarlos a centros asistenciales de Castro, o que entonces la mayoría de los lugareños perdía gran parte de sus piezas dentales por no disponer de tiempo ni recursos para ir a atenderse a las ciudades orientales de la isla, comprenderemos la importancia social de la presencia del nuevo camino.

La apertura de esta vía ha permitido además agilizar la llegada de visitantes a la zona, los que viajan a Cucao motivados por la naturaleza salvaje y la geografía impactante de la región.

El camino y el Parque Nacional Chiloé, han sido dos factores potenciadores de las actividades asociadas al turismo, las que además de incrementar los ingresos de algunos lugareños han motivado la recuperación de ciertas tradiciones locales, por ejemplo la cocina, cuyos platos hoy se preparan para el deleite de los visitantes”.

Comentarios