Aboriginalidad en Chiloé

La relación inclusión/exclusión del indio en Chiloé responde a lógicas que se han acoplado desde las políticas centralizadas hasta el cotidiano social. Esta relación es de inclusión/exclusión con el español, con el chileno, con las otras clases sociales chilotas, con las transnacionales; pero todo en un marco fenomenológico de lo chilote, donde los diferentes campos interactúan presentando sus ‘verdades’ frente a la aboriginalidad del indio chilote, para crear y comprender una realidad que da paso a lo que verdaderamente le ocurre a los integrantes de las razas ancestrales de la isla.

El concepto de aboriginalidad utilizado acá, refiere al proceso por el cual, en la creación de la matriz Estado-nación-territorio, se construye lo indígena como un ‘otro interno’ con distintos grados y formas de inclusión/exclusión en el ‘nosotros’ nacional. A diferencia de otras construcciones de alteridad, que se caracterizan también por interpelaciones étnicas y raciales, la aboriginalidad se basa en la presunción de autoctonía de sujetos colectivos. En esto entra en juego también una disputa metacultural por definir su propio estatus de aboriginalidad.

Estos conflictos anclados en la aboriginalidad chilhueña, en ningún caso son nuevos, sino que descansan en el inconciente colectivo de cada chilote, donde la pertenencia surge y ha surgido siempre desde la óptica de los ‘Otros’. Por eso le cuesta decir ‘soy huilliche’ o ‘soy indio’ en Chiloé. La vergüenza del indio está anclada en el cotidiano de tal forma, que su validación, autoafirmación y autorrealización personal solo se da en el contexto del ‘Otro’“.

Comentarios