El fútbol en Chiloé

“Nadie puede negar que en Chiloé, como en toda América, el football debió haber llegado en los pies de los marineros que lo jugaban en los alrededores de los muelles mientras los barcos cargaban papas, maderas, vacunos, trigo, avena, cueros, y descargaban harina, zapatos, géneros, azúcar, vino y yerba mate. Otros dicen que el football pudo haber aparecido en los establecimientos educacionales de Ancud cuando los profesores de Educación Física llegados desde el continente trajeron un manual con las reglas de este deporte, que intentaron enseñar a sus alumnos.

En todo Chiloé comenzaron a aparecer los fanáticos que en una ‘pampa’ hicieron rebotar una pelota de cuero, se juntaron ‘a  jugar a la pelota’ y lograron hacer un ‘tripulao’ de once jugadores por lado. El arco no tenía travesaño, los partidos duraban de marea a marea, hasta que las piernas no aguantaban correr más. Alguien leyó un manual, aplicó la ley del off side, desaparecieron los laucheros, ése fue el referee. Aparecieron las palabras inglesas que se incorporaron al lenguaje de los cronistas deportivos de la Cruz del Sur y la Voz de Castro, los periódicos de esos años escribieron: field, goal, goal-keeper, back, half, penalti, palabras que duraron más años que nuestros abuelos”.

Comentarios